Lactancia Materna

 
La leche materna es esencial para la salud y el crecimiento de el bebe. 
 
Hasta los 6 meses, es lo mejor para los bebes. Si es posible, que la mama lo amamante o deje biberones con su propia leche. Si no toma leche maternal, el pediatra debe decir cuál es el reemplazo indicado. Los bebes recién nacidos deben alimentarse por lo menos cada tres o cuatro horas. No permitas que se salte una de sus horas de alimentación hasta que haya cumplido cuatro semanas y no te olvides de ayudarlo a eructar cada vez que termine de comer.
 
En los primeros meses la lactancia maternal cubre las necesidades tanto nutricionales como afectivas del bebe. Es un tiempo de aprendizaje compartido. Este proceso gradual y continuo fortalece la sensación de seguridad y protección del niño, reforzando el lazo afectivo madre-hijo, que facilita al niño su adaptación al entorno social.
 
La leche materna incluye beneficios para el bebe como; la leche maternal contribuye al crecimiento del cerebro de tu bebe, disminuye el riesgo de infecciones respiratorias y digestivas, la grasa de la leche maternal contiene una enzima que ayuda a tu bebe a tener una mejor digestión, y disminuye el riesgo de obesidad, de diabetes, alergias o enfermedades de la piel .
 
Los beneficios que tiene para las madres son; evita hemorragias después del parto, reduce las posibilidades de adquirir cáncer de mama y de ovario, mejora la mineralización, al amamantar se genera una sustancia llamada prolactina contenida en la leche que ayuda a conciliar rápidamente el sueño, ayuda a recuperar el peso, y el contacto continuo con él bebe ayudara a la madre a psicológicamente mantenerse tranquila en la etapa del postparto.
 
Es importante saber que al amamantar a él bebe se pueden transmitir medicamentos o sustancias toxicas como el alcohol que tomo la madre o algunas enfermedades o viruses que tenga.